Sólo Ibiza sigue en Baleares con la misma limitación horaria en restauración y ocio nocturno

La isla de Ibiza es la única del archipiélago balear que mantiene la misma restricción horaria nocturna de la actividad de los locales de restauración y ocio, y de las reuniones sociales entre personas no convivientes, hasta la 1 de la madrugada. El Consell de Govern acordó ayer ampliar en Mallorca, siempre que las ordenanzas…

Sólo Ibiza sigue en Baleares con la misma limitación horaria en restauración y ocio nocturno
La isla de Ibiza es la única del archipiélago balear que mantiene la misma restricción horaria nocturna de la actividad de los locales de restauración y ocio, y de las reuniones sociales entre personas no convivientes, hasta la 1 de la madrugada. El Consell de Govern acordó ayer ampliar en Mallorca, siempre que las ordenanzas municipales lo permitan, hasta las 2 horas la actividad de la hostelería y el ocio nocturno. También los encuentros sociales de personas no convivientes (la prohibición se mantiene hasta las 6 horas), al igual que en Formentera y Menorca, por la mejora de la situación epidemiológica del covid. También se permite ahora en Mallorca que en las mesas de los interiores de los locales se puedan juntar hasta ocho personas, y 12 en el exterior, como en Formentera y Menorca. Esta situación se mantendrá al menos hasta el próximo 6 de septiembre. Sin embargo, en Ibiza sigue la limitación de cuatro personas por mesa dentro de los locales y ocho fuera. El criterio que aplica el Govern balear para fijar la restricción nocturna es el siguiente: cuando la incidencia acumulada de contagios a 14 días se sitúa por encima de 350 por cada 100.000 habitantes, con una presión hospitalaria superior al 5% de las camas destinadas a enfermos covid de la Unidad de Cuidados Intensivos y del 2% en relación a las plazas en planta, no se permitirán reuniones sociales o familiares entre las 2 y las 6 horas, salvo de personas convivientes. En el caso de que la incidencia supere, como en el caso de Ibiza, los 450 casos a 14 días, con una ocupación de más del 10% de las camas de UCI y del 5% en planta, la restricción se amplía entre la 1 de la madrugada y las 6 horas. Así, según los datos epidemiológicos del pasado jueves, la incidencia acumulada a dos semanas era en Mallorca de 355 casos, de 550 en Ibiza, 361 en Formentera y de 264 en Menorca. En cuanto a la presión hospitalaria, en Mallorca la ocupación de camas de personas críticas se situaba en el 22,1% y del 6% en planta. En las Pitiusas, la UCI se situaba en un 14,7% y las camas hospitalarias en un 13,5%, mientras que en Menorca la ocupación era de un 11% y un 1,8%. Consciente de que Ibiza es la isla que, al tener una peor situación epidemiológica, se mantiene con la misma restricción horaria nocturna, el portavoz del Govern balear, Iago Negueruela, dijo que espera que «en las próximas semanas se pueda producir la misma mejora que en el resto de las islas». También incidió en la importancia de que se mantenga «la prudencia» al tiempo que hizo «un llamamiento» para que se vacunen las personas que aún no lo hayan hecho. Negueruela recordó que inicialmente la restricción horaria nocturna era de 2 a 6 horas, y que al aumentar este verano los contagios «se endureció» con la ampliación de una hora. «Se ha visto que ha dado resultados», dijo.