La Mari: "Me gusta ayudar pero no porque yo tenga la solución, que no la tengo, sino por acompañar"

La Mari se encuentra ahora en un momento muy importante de su vida. Está resurgiendo de sus propias cenizas, como un ave fénix, tras finiquitar a Chambao (aunque durante años sólo ella estuvo detrás de la marca) y buscar a la vida con otros ojos desde el coaching. Serena y madura, María del Mar Rodríguez Carnero no puede parar de cantarle a la vida.

La Mari: "Me gusta ayudar pero no porque yo tenga la solución, que no la tengo, sino por acompañar"
La Mari se encuentra ahora en un momento muy importante de su vida. Está resurgiendo de sus propias cenizas, como un ave fénix, tras finiquitar a Chambao (aunque durante años sólo ella estuvo detrás de la marca) y buscar a la vida con otros ojos desde el coaching. Serena y madura, María del Mar Rodríguez Carnero no puede parar de cantarle a la vida.