El raor y el calamar, las especies más pescadas por los recreativos en Baleares

La Dirección General de Pesca y Medio Marino, de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha publicado los primeros resultados del ‘Diario de Pesca Recreativa’, una aplicación para móvil, creada en 2018, en la que los pescadores recreativos de embarcación declaran sus capturas en las reservas marinas. Los datos publicados recogen la información declarada entre los años 2019 y 2021, y concluyen que la modalidad más practicada en estos espacios es el roquero (31%), seguida de la floja (19%), los calamares (17%), los serranos (16%) y los raores (13%). La modalidad del curracán de fondo es la menos frecuente (4%) debido, en parte, a la prohibición de esta modalidad en algunas reservas marinas. Las declaraciones de los pescadores han reportado un total de 54 especies de peces y 3 cefalópodos. En número, las especies más abundantes son el raor (25%), la vaca (20%) y el serrano (18%). En capturas en peso, las más abundantes son el raor (18%), el calamar (13%), la vaca (12%) y el serrano (12%). La pesca del calamar es cada vez más importante y sus capturas sólo son superadas por el raor. La declaración de las capturas es obligatoria para los recreativos de embarcación en todas las reservas marinas de las Islas Baleares y se puede hacer a través de la aplicación para móviles o en papel. También deben hacerlo los pescadores submarinos en las reservas donde esta modalidad aún se puede practicar. La recopilación de estos datos permite también implicar la pesca recreativa en la gestión de los recursos marinos de las Baleares. La normativa europea prevé que, en un futuro no muy lejano, esta declaración se haga extensiva a todas las aguas de las Baleares.

El raor y el calamar, las especies más pescadas por los recreativos en Baleares
La Dirección General de Pesca y Medio Marino, de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha publicado los primeros resultados del ‘Diario de Pesca Recreativa’, una aplicación para móvil, creada en 2018, en la que los pescadores recreativos de embarcación declaran sus capturas en las reservas marinas. Los datos publicados recogen la información declarada entre los años 2019 y 2021, y concluyen que la modalidad más practicada en estos espacios es el roquero (31%), seguida de la floja (19%), los calamares (17%), los serranos (16%) y los raores (13%). La modalidad del curracán de fondo es la menos frecuente (4%) debido, en parte, a la prohibición de esta modalidad en algunas reservas marinas. Las declaraciones de los pescadores han reportado un total de 54 especies de peces y 3 cefalópodos. En número, las especies más abundantes son el raor (25%), la vaca (20%) y el serrano (18%). En capturas en peso, las más abundantes son el raor (18%), el calamar (13%), la vaca (12%) y el serrano (12%). La pesca del calamar es cada vez más importante y sus capturas sólo son superadas por el raor. La declaración de las capturas es obligatoria para los recreativos de embarcación en todas las reservas marinas de las Islas Baleares y se puede hacer a través de la aplicación para móviles o en papel. También deben hacerlo los pescadores submarinos en las reservas donde esta modalidad aún se puede practicar. La recopilación de estos datos permite también implicar la pesca recreativa en la gestión de los recursos marinos de las Baleares. La normativa europea prevé que, en un futuro no muy lejano, esta declaración se haga extensiva a todas las aguas de las Baleares.