Autobuses y guarderías gratis en Ibiza en septiembre

El presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, aprovechó su discurso en el acto institucional del 8 d’Agost para anunciar que el transporte en autobús y las guarderías que dependen de la institución insular serán gratuitas a partir de septiembre. Pese a que el Gobierno central solo aporta el 50 por ciento para bonificar el transporte discrecional en Ibiza, el Consell ha decidido aportar el 50 por ciento restante a diferencia de Mallorca, donde Sánchez sí compensará el 100 por 100 del precio de los billetes del tren y el metro. Ayudas con dinero del Consell El presidente Vicent Marí dejó descolocada a la propia Francina Armengol, presente en el acto, ya que desde el Govern y las filas socialistas ibicencas llevaban días preguntando al Consell si aportaría el 20 por ciento de la bonificación para alcanzar el 70 por ciento anunciada desde el Ejecutivo balear sin consultar, por cierto, con el gobierno insular. Marí anunció que su gobierno destinará un millón de su presupuesto para bonificar dichos servicios públicos, algo que demandaban desde el PSOE y que, sin embargo, al hacerse público criticaron ya que, según ellos, el presidente ibicenco había aprovechado un acto institucional para fines partidistas. Sorprende que consideren partidista el anuncio de Vicent Marí en el acto del 8 d’Agost y, en cambio, aplaudiesen con tanta euforia que Sánchez anunciase la bonificación para el transporte público tras entrevistarse con el Felipe VI en Marivent. Y olvidándose de Ibiza y Formentera. Más contradicciones Por si no fuese poco abonar el 100 por 100 del bus en Ibiza, Marí también financiará las guarderías que dependen el Consell. Este asunto tampoco gustó a los socialistas, que ayer preguntaron qué ocurrirá con las escoletas de los ayuntamientos. Sorprende que una promesa de Armengol como la de financiar la educación de 0 a 3 años tenga que pagarla el Consell con su presupuesto y, por otro lado, que se le haga responsable de la situación de las escoletas municipales. ¿No sería más coherente exigirle a Armengol dinero para ayudar a los ayuntamientos? Es difícil encontrar tantas contradicciones.

Autobuses y guarderías gratis en Ibiza en septiembre
El presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, aprovechó su discurso en el acto institucional del 8 d’Agost para anunciar que el transporte en autobús y las guarderías que dependen de la institución insular serán gratuitas a partir de septiembre. Pese a que el Gobierno central solo aporta el 50 por ciento para bonificar el transporte discrecional en Ibiza, el Consell ha decidido aportar el 50 por ciento restante a diferencia de Mallorca, donde Sánchez sí compensará el 100 por 100 del precio de los billetes del tren y el metro. Ayudas con dinero del Consell El presidente Vicent Marí dejó descolocada a la propia Francina Armengol, presente en el acto, ya que desde el Govern y las filas socialistas ibicencas llevaban días preguntando al Consell si aportaría el 20 por ciento de la bonificación para alcanzar el 70 por ciento anunciada desde el Ejecutivo balear sin consultar, por cierto, con el gobierno insular. Marí anunció que su gobierno destinará un millón de su presupuesto para bonificar dichos servicios públicos, algo que demandaban desde el PSOE y que, sin embargo, al hacerse público criticaron ya que, según ellos, el presidente ibicenco había aprovechado un acto institucional para fines partidistas. Sorprende que consideren partidista el anuncio de Vicent Marí en el acto del 8 d’Agost y, en cambio, aplaudiesen con tanta euforia que Sánchez anunciase la bonificación para el transporte público tras entrevistarse con el Felipe VI en Marivent. Y olvidándose de Ibiza y Formentera. Más contradicciones Por si no fuese poco abonar el 100 por 100 del bus en Ibiza, Marí también financiará las guarderías que dependen el Consell. Este asunto tampoco gustó a los socialistas, que ayer preguntaron qué ocurrirá con las escoletas de los ayuntamientos. Sorprende que una promesa de Armengol como la de financiar la educación de 0 a 3 años tenga que pagarla el Consell con su presupuesto y, por otro lado, que se le haga responsable de la situación de las escoletas municipales. ¿No sería más coherente exigirle a Armengol dinero para ayudar a los ayuntamientos? Es difícil encontrar tantas contradicciones.