A Bárcenas se le olvidó el catalán

Hace unos años al extesorero del PP, Luis Bárcenas, y a su hijo Willy se les podía ver a menudo cenando mano a mano en algún restaurante de Baqueira. Los dos son buenos esquiadores y se escapaban de vez en cuando a la estación catalana. Los tiempos cambiaron y ahora padre e hijo solo se pueden abrazarse en la cárcel de Soto del Real o en alguno de los permisos que Luis Bárcenas disfruta desde el verano pasado. Las carreras de los Bárcenas padre e hijo son diametralmente opuestas. El padre pasó de ser uno los hombres fuertes de Rajoy a acabar encarcelado mientras que su hijo se inició tocando con unos amigos y ya se ha consolidado como el líder de un grupo musical de referencia, sobre todo en tiempos veraniegos.

A Bárcenas se le olvidó el catalán
Hace unos años al extesorero del PP, Luis Bárcenas, y a su hijo Willy se les podía ver a menudo cenando mano a mano en algún restaurante de Baqueira. Los dos son buenos esquiadores y se escapaban de vez en cuando a la estación catalana. Los tiempos cambiaron y ahora padre e hijo solo se pueden abrazarse en la cárcel de Soto del Real o en alguno de los permisos que Luis Bárcenas disfruta desde el verano pasado. Las carreras de los Bárcenas padre e hijo son diametralmente opuestas. El padre pasó de ser uno los hombres fuertes de Rajoy a acabar encarcelado mientras que su hijo se inició tocando con unos amigos y ya se ha consolidado como el líder de un grupo musical de referencia, sobre todo en tiempos veraniegos.